Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 29 de marzo de 2014

Ya no sé que puedo y que no puedo hacer o decir


Todo a cambiado, ya no es lo mismo de antes, ahora ella no sabe como actuar, no sabe si un simple saludo y preguntar como estás, será tomado como : me quiero casar contigo.

Le gustaría intercambiar ideas, pensamientos y hasta pedir uno que otro consejo, pero le da miedo recibir el silencio, le da miedo recibir el rechazo y hasta la indiferencia, y es que todo ha cambiado .

Creía que lo conocía un poco, pero parece que no es así. Creía que estaría a su lado como amigo para siempre pero está visto que tampoco es así.

Creía que había complicidad y muchas cosas más, pero ahora ...ahora teme hasta hablarle, ahora teme...

Ella siempre ha sido persona de respetar los espacios, los silencios y muchas cosas más, pero reconoce que estos cambios les cuesta asumirlos.

Tendrá que acostumbrase a pasar páginas, como se pasan las páginas de los libros cuando se leen?

Demasiadas reflexiones para esta hora de día. Demasiadas reflexiones para hacerlas con la fiebre y el resfriado que tiene. Demasiados pensamientos para el dolor de cabeza que la está matando.

Demasiadas cosas para este día tan gris.

Y es que ya no sé que puedo y que no puedo decir, ya no sé como actuar contigo



nota mental : hoy sólo habrá  estás etiquetas, las otras ya las  podré luego.
nota mental 2: a seguir esperando detrás de la trinchera

6 comentarios:

  1. !Hola,Yo!

    Las expectativas son distintas en cada persona,sobre todo cuando desnudas tu alma,nada puede ser igual.

    Me ha fascinado tu reflexión.Espero que te mejores de ese resfriado.Muchos besitos,preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás no debí desnudarla sino mantenerla protegida. Demasiado tiempo , demasiado añorar


      besos

      Eliminar
  2. Esperar... la eterna espera.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me aburroooooooooooooooo jaja. un beso

      Eliminar