Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

domingo, 3 de junio de 2012

Cuentame tus secretos...que luego te los tiro a la cara


Seguro que les ha pasado alguna vez tener un amigo o amiga que les diga: puedes contar conmigo para lo que quieras.

Y que cuando tienes un problema te dice: si quieres hablar, yo estoy aquí para escucharte y aconsejarte. A que si?

Pues les diré que no hay una cosa que me moleste más que escuchar eso y que luego cuando tú le cuentes a esa persona lo que te pasa o te molesta, en la primera oportunidad que tiene te lo saca en cara o te dice algo así como: y la próxima vez no me vengas a contar lo que te pasa, que a mi no me interesa lo que te pase.

Y te preguntas. Cuál es la mentira y cual es la verdad? Sería verdad que le interesaba apoyarte y aconsejarte o sólo era una estrategia cotilla para enterarse de tu vida?

O será que a consecuencia de un mal entendido no consiguió otro argumento que echarte en la cara, la confianza que un día tuvistes con esa persona?

Yo a medida que pasan los años voy aprendiendo que las personas te sorprenden un día si y otro también. A veces para bien y otras para mal. Lástima que últimamente me esté pasando mucho esto, creer en personas o creer que las conozco y después llevarme un sorpresa desagradable.

Una de las cosas más importante para mi es la confianza y que las personas actuen de corazón, no me vale aquello de decir algo por decirlo o por quedar bien, eso no me sirve.

No me vale que me pregunten una cosa y cuando digo mi opinión, (opinión que quizás no sea la correcta, pero es mi opinión) me digan que sólo ataco o que digo cosas que no son las que quieren escuchar.

A ver, si sólo quieres escuchar lo que tú quieres, es muy fácil, me dices: a ver Yo, te voy a hacer una pregunta o pedir una opinión, pero sólo quiero que me contestes esto y esto, pues es lo que quiero escuchar. Y entonces yo te diré que para escuchar lo que tú quieres escuchar, ya tienes bastante personas que te doren la píldora y te mientan, así que yo me quedaré calladita y no diré nada que en realidad no sienta o piense.

Otra cosa que no soporto es que las personas que quiero y aprecio me decepcionen, no lo llevo bien. Cuando eso pasa es como si una parte de mi corazón se rompiera en mil pedazos, es más, lo asimilo peor que si esa persona me dice en algún momento una mala palabra, porque la mala palabra puedo entender que sea por el acaloramiento del momento, pero una decepción es algo que es muy difícil de remontar, al menos para mi.

Esta semana, dos personas me han decepcionado y mucho, dos personas que tenía de alguna manera en un sitio muy especial se han caído del mismo y su figura se ha roto en mil pedazos, y si quieren que les diga la verdad no sé si estoy interesada en agacharme para recoger los pedazos y ponerme a pegarlos, no sé, creo que no vale la pena, que por el dolor que me han hecho sentir estas dos personas, no merecen ni siquiera que les dedique un pensamiento, mucho menos este post, pero mira dedicado está.

Así que nada, como dice mi madre: herrero somos y en el camino andamos o lo que es lo mismo : si te vi no me acuerdo!

10 comentarios:

  1. Recuerda: No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

    Cuando alguien te demuestra muy poco o nada como persona, o te deja ver su verdadero rostro y lo que ves no te convence para nada... ¿para qué vas a molestarte en recoger los pedazos de algo que no quieres en tu vida? ¿Para qué hablar más na? Hablar está bien cuando crees que hay algo por "salvar", algo por lo que merece la pena aclarar las cosas. Pero si no te merece la pena... ¿pa qué seguir hablando de lo mismo y enzarzarte en "peleas" o charlas absurdas que no conducen a nada? Anda y que le den.

    Que agua que no has de beber, déjala correr y que a enemigo que huye, puente de plata ;). Tú estás por encima de gente así y no las necesitas para nada. Conque pasa de ell@s que, como bien dices, no se merecen ni el tiempo que dediques a pensar en esto.

    Un beso guapa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo esa agua la dejé correr al río, jeje

      besos

      Eliminar
  2. Espero no haber sido yo, tú sabes que yo no soy así...

    ResponderEliminar
  3. bueno es q a mi las palabras no me gustan, dice q se las lleva el viento y muchas veces es cierto, yo soy mas de hechos, y mi defecto es q intento poner corazon en todo lo q hago y luego qiero recibir lo mismo q doy, y cuando no es asi me llega la decepcion, por eso he aprendido q los amigos son poqitos y q cada persona tiene algo q aportar y eso es lo q hay q esperar no mas. no todos somos iguales

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensamientos yo pongo el corazón y hago las cosas de corazón, pero espero recibir lo mismo, sino me aburro.

      besos

      Eliminar
  4. Duele, aunque no lo merezcan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. !!Hola,mi pequeña,yo!!

    Llevo unos dias sin aparecer y me encuentro con novedades tristes en tu vida,mon ami,lo siento mucho,preciosa.En la vida a veces sucede q confiamos personas q no han hecho lo suficiente por ganarse nuestro respeto y podemos experimentar la decepción de sentir q damos más de lo q recibimos. Hasta que un día, nos hemos agotado, nos hemos desgastado de esperar que los otros nos den el espacio q merecemos.
    Incluso a veces, podemos sentirnos utilizados e infravalorados. En ese caso, la decisión depende de uno mismo porque no debemos esperar q sean ellos quienes nos den valor sino que debemos ser nosotros mismos quienes tengamos la capacidad de ponernos en nuestro lugar.
    La vida es muy sabia, el destino también lo es y, a veces, con el paso del tiempo alguien puede darse cuenta de q desde la soberbia no supo ver el valor que tenía un amigo verdadero,y ese dia llorara por todo lo perdido,lo no disfrutado y el cariño olvidado.

    Si me necesitas, ya sabes donde me tienes.Besos a millones,mi preciosa y querida,yo

    ResponderEliminar