Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

viernes, 22 de noviembre de 2013

Que se pare el reloj, por favor!


Le hubiera gustado detener el tiempo, que el reloj fuera más lento , pero ya se sabe que mientras más lento quieres que  vaya, más rápido se mueve el condenado.

Mientras hablaba miraba sus manos, tenía los dedos largos y delgado, manos muy bien cuidadas, manos que le apetecía sentir recorriendo su cuerpo.

Hablaba con seguridad  y a ella le gustaba escucharlo, decía cosas que nunca había escuchado, además se expresaba con tal seguridad que sus palabras la atrapaban.

Y al final...

Llegaron tus labios a posarse en los de ella, al principio tenía un poquito de nervios, pero luego dejó que su boca atrapara su boca, que su lengua tocara su lengua...

Atrajo su cuerpo al suyo, quería sentirlo cerca, sentir su calor, su proximidad...
Y pasaron mil cosas por su cabeza, por su cuerpo...

Y ahora a esperar para volver a ...


nota mental: que ahora ese reloj corra!



2 comentarios:

  1. La foto te la hice yo....jajajaj.

    Palabras romanticas, citas que dicen tanto...

    India.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pues me has sacado muy guapa, jeje.

      un beso

      Eliminar