Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

viernes, 3 de febrero de 2012

Ay mi torito, mi torito bravo...




No sé porque creo que mi cabecita loca me está jugando una mala pasada y me está nublando la mente, quizás sea por eso que últimante estoy un poco confusa con decisiones que tengo que tomar.

Y es que a veces me levanto y digo: hasta aquí te trajo el río! de ahora en adelante nada de hacer más el tonto, saldrás al ruedo, tomarás al toro por los cuernos y que sea lo que Dios quiera. Pero por el camino que me lleva al ruedo voy pensando en cosillas,tonterías y me digo :y siiiiiiiiiiii le digo al toro que no entre a matar . O me digo y si el pobre torito es bueno y no merece la estocada final?

O pasa que me pongo tierna o erótica festiva y me digo, Uhmmmm!!! mejor no!

Pero también es verdad que a veces hay decisiones que cuesta tomar, pero son necesarias, decisiones que al principio te hacen daño, pero luego se agradecen o no!. Decisiones que a veces pueden cambiarte la vida para bien o para mal.

Decisiones que te pueden hacer llorar o saltar en una pata de la alegría. Decisiones que ... me ponen nerviosa y dudosa.



Será cosa de poner la cabeza en la almohada y pensar... soñar... desear... DECIDIR!!!

2 comentarios:

  1. Desde luego...no se yo si estas cabecitas locas nuestras son buena cosa...

    ResponderEliminar